Cibermitanios

Mostrando entradas con la etiqueta Filosofía. Mostrar todas las entradas

50 cosas para aprender de Friedrich Nietzsche

Leer es pensar. Y releer es repensar, especialmente si se acostumbra a subrayar y tomar notas: así uno visita su antigua mente y renueva sus puntos de vista, como al volver a sitios de la infancia. Volviendo a Nietzsche, rescaté algunas ideas que ahora son mis ideas, y que quizá puedan vivir en tu cabeza también. Casi toda su obra condensada en algunos puntos clave (no los únicos, pero suficientes para saber con quién uno se mete).

Todos tenemos la respuesta

Francis Galton era primo de Darwin. Y no sólo portaba genes parecidos sino también genio semejante. Estaba un día en una feria rural y presenció un concurso muy peculiar: se trataba de que el público adivinara el peso de un buey. Ya por este dato podemos intuir que en esa época no había televisión, pero que el germen de los shows estupidizantes data de al menos hace un par de siglos...

El número de Dunbar

La altura máxima que puede alcanzar un árbol es de 100 metros. No caben más de 500 piercings en una vagina. Todo tiene un límite. En este caso, hablaremos del límite de miembros que puede tener una sociedad antes de comenzar a colapsar: el número de Dunbar. Y se trata de un número tan por debajo de lo imaginable que te dejará muy claro por qué existe el mal en el mundo.

El mensaje estelar

Supongamos que una noche las estrellas comienzan a parpadear. Mientras algunas bajan su brillo exactamente a la mitad, otras lo duplican, pero el cambio es simultáneo y muy notorio. Se repite a intervalos regulares de exactamente un segundo y en todo el cielo a la vez. La comunidad científica lo ha corroborado y no caben dudas: nadie está alucinando; el cielo cambia. ¿Qué es lo primero que pensarías?

De dicto y De re

A veces en una conversación una de las partes se niega a comprender que ha interpretado mal un postulado y sigue adelante con su razonamiento simplemente porque se enamoró de él, sin notar que, por muy correcto que sea, se refiere de una realidad alternativa. El pensamiento, como el amor, amerita de vez en cuando una pausa para revisar si la brújula no se atascó y nos está haciendo caminar en círculos...

¿Por qué la realidad cuántica cambia cuando la medimos?

Escuchamos mil veces de boca de científicos, gente común y gurús de la New Age que los fenómenos de la física cuántica cambian cuando los observamos. Y, si alguna vez quisiste entender lo que eso realmente significa, este es tu día de suerte. [El día de suerte proveído por Cibermitanios no incluye garantías de no morir atropellado por un piano o aplastado por un tren que cae del séptimo piso.]

La Espada Láser de Newton

Darwin imaginó que existía un ave de pico largo y curvo porque vio una flor de características similares que se beneficiaría de tal animal, más o menos como uno puede imaginar el miembro viril de un animal macho a partir del de su contraparte femenina. Darwin tuvo razón, pero no tanto por su pensamiento elegante y oportuno como por el hecho de que más tarde alguien encontró ese pájaro alimentándose de esa flor.

El Principito y el pleonasmo invisible a la gente

Por enésima vez, hoy me recitaron una frase de El Principito, una que me cayó mal desde que nos conocimos, cuando yo era niño y ella ya era popular. Puesto que no puedo ir a pisotear la tumba de Saint-Exupéry porque estaría mal visto y me atacaría una pandilla de clones de Justin Biever llamada "Los Principutos", haré mi queja pública aquí, tan académicamente como se puede ver hasta ahora.

El dilema del erizo (y el siginificado de la compasión y de la libertad)

Las fábulas son inmortales mensajeras de la filosofía, particularmente de lo moral –traduciendo a los griegos: de lo acostumbrado, lo normal–. Ya que su función es instruir sobre las consecuencias de los actos, en las fábulas siempre alguien sale perdiendo, generalmente porque ha actuado mal y merece aprender. Los seres humanos, en este sentido, somos completamente fabulosos. Y así lo demuestra El dilema del erizo...

Experimentos filosóficos para un día de ocio (4)

Esta vez la filosofía viene en forma de pequeños cuentos o relatos, porque éstos son, desde primigenios tiempos de cavernas y noches al rededor del fuego, lo que une a los humanos, lo que nos hace Humanos. Y tal vez, así como todo conduce a la filosofía, ésta también nos dé siempre una misma respuesta: Lo único que vale la pena para un ser humano es ser humano. Y, como no sabemos lo que significa, es demasiado.

La Navaja de Ockham y el Principio de Hanlon

Había un hombre –un traficante, para ser más preciso– que cruzaba todos los días de un lado al otro del muro de Berlín llevando un enorme saco de arena sobre su bicicleta. Y, por supuesto, todos los días era detenido por las autoridades, quienes rompían el saco y revolvían minuciosamente el contenido. Pese a los rigurosos allanamientos, nunca pudieron encontrar nada. Entonces, ¿qué traficaba este hombre?

Diario de viaje: Bolivia

De tanto en tanto el viajero tiene la invaluable oportunidad de ver con ojos nuevos, inocentes y analfabetos pero también agudos, afilados. Se convierte por instantes en el perfecto francotirador filosófico: invisible y armado de balas que a nadie dañan ni nadie siquiera percibe. Este es mi primer reconocimiento de Bolivia, peligrosamente inocente y sincero —advierto con prudencia tanto a los sinceros como a los inocentes—...

Árbol genealógico del Sol e instrucciones para reencarnar en una planta

¡No toques nada! Cada partícula del cosmos está contada. La suma total de materia y energía está en equilibrio. Pero tal balanza está lejos de ser estática. En este laboratorio coexisten todos los elementos químicos y todas las formas de energía; es un campo de batalla el universo donde infinitas posibilidades luchan por el dominio de la materia para cobrar realidad. Todo se hace, se deshace y se rehace de forma lenta pero continua...

La paradoja de Teseo (y el barco cuántico de uno-mismo)

¿Qué –o, mejor dicho, cuánto– de uno mismo debe permanecer idéntico a través del tiempo para que se nos siga considerando la misma persona? Tal vez sea imposible seguir siendo parecido a uno mismo y se equivoquen por completo quienes dicen que "la gente no cambia". La asombrosa respuesta podría surgir de tu propia cabeza al leer lo que sigue. Pero, primero, te invito a descifrar el siguiente misterio...

¿Qué es el tiempo? - Parte II

Si existen varios universos, el nuestro visto desde afuera debería parecer completamente estático, ya que el tiempo sólo existe dentro de él... Y existe como una mera ilusión de sus ocupantes. Intentaré describir esta idea, que es mucho más simple de lo que parece y, por lo tanto, más difícil de comprender, igual que todo lo que parece complejo, como el funcionamiento de un espejo y otras cosas que damos por hechas...

La tarea de selección de Wason

La tarea de selección de Wason es un puzzle que, si bien se resuelve mediante la lógica, está diseñado para demostrar un sesgo cognitivo, una falla recurrente en la mente humana. El juego consiste de un mazo de cuatro cartas de doble faz con diferentes símbolos de cada lado. La tarea de Wason es identificar cuáles cartas es absolutamente necesario voltear para asegurarse de que ciertas premisas son verdaderas.

Frases políticamente correctas

Hay una razón por la que no me gusta hablar de política: cualquier posible opinión es estúpida. O eso opino. Cualquiera que habla sobre política queda como un idiota, inevitablemente. Hasta las personas más inteligentes caen en la trampa, y hoy me voy a permitir meter un pie en ella sólo para mostrar que tengo razón hasta cuando digo que estoy equivocado. Es que, en el fondo, admiro la valentía de los idiotas.

¿Qué pasaría si no hubiera fuerza de gravedad?

Pensar el universo sin gravedad es un ejercicio de pensar lo imposible. No me refiero a la inmediata imagen mental de personas flotando hacia las nubes o simplemente sintiéndose más livianas, como en la Luna. Eso es fácil de imaginar y se ha hecho incontables veces. Las consecuencias de este viaje imaginario son mucho, pero mucho más surrealistas: sin gravedad, nada en todo el universo sería igual...

Gestalt: Principio de Pregnancia

No espero que con este último capítulo la idea te cierre, pero sí que al menos te deje un par de huecos por dónde espiar, si tu curiosidad te incita. Recordemos que se puede abrir la mente en lugar de cerrar el mundo, que las cosas son grupos mentales, que lo evidente es lo más digno de examen, que el balance está entre los extremos, que no es lo mismo propósito que desenlace y que aprender es sólo dejar de evadir el conocimiento.

Gestalt: Principio de continuidad

Completamos lo que aparece discontinuo con la figura mental más simple posible, y eso es útil; pero podría darse que veamos a un hombre con un maletín entrar a un edificio gubernamental, lo veamos salir con el mismo maletín y creamos que nada ha cambiado... y si dejásemos intacta la percepción de continuidad de esa viñeta, jamás nos enteraríamos de cuál parte del país ha vendido el hombre...