Cibermitanios

Formas de vida basadas en arsénico

Una nueva forma de vida, pero no en otro planeta, sino en este.
NASA venía planeando anunciar en estos días un gran hallazgo astrobiológico. Finalmente, acaba de revelarlo al público: conocimos una nueva forma de vida, pero no está en otro planeta, sino en este. Es una bacteria cuyo ADN es muy distinto del de todas las formas de vida conocidas: utiliza arsénico. Esto, salteando la explicación, significa que puede sobrevivir fuera de la Tierra...


Introducción


símbolo alquímico del arsénicoHasta donde sabemos, el carbono es el componente fundamental del ADN y, por lo tanto, de la vida. Pero para que el carbono pueda conglomerarse de la manera correcta (si es que hay algo de correcto en la vida), son necesarios otros elementos: hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre; ni uno más ni uno menos.

Aprendimos que todas las formas de vida conocidas tienen esos seis componentes, y la búsqueda de vida extraterrestre se basó, hasta ahora, en tratar de detectar señales de esos elementos en el espacio.

Pero, de pronto, el arsénico entra en escena, dejando a la platea científica con la boca abierta: el arsénico es capaz de interpretar el rol del fósforo. Para que se entienda el impacto del asunto: es como si te sentaras a ver un nuevo episodio de House y de pronto te dieras cuenta de que Hugh Laurie fue reemplazado por Arnold Schwarzenegger.


El lago Mono y la bacteria de arsénico

Lago Mono, California
Aunque inesperado, el hallazgo no fue casual: la científica que hizo el descubrimiento, Felisa Wolfe-Simon, estaba buscando exactamente eso: la prueba de que la vida puede desarrollarse de otra manera, y tenía en mente la idea de que el arsénico podría ser una alternativa.

Sus experimentos con una bacteria GFAJ-1, hallada en el lago Mono -que tiene altos contenidos de arsénico y un paisaje de apariencia bastante extraterrestre-, lo demostraron rotundamente: de algún modo y a lo largo de quién sabe cuántos milenios, la bacteria logró incorporar el arsénico a su ADN en lugar del fósforo.

Lo que aparentemente podría haber pasado es que esta bacteria nació como una forma de vida habitual, pero su medio ambiente la obligó a que, al intentar replicarse y no conseguir los "componentes esenciales", buscara un reemplazo. El arsénico le vino como anillo al dedo.

Más extraño aún es que este organismo es dual: en su ADN puede usar tanto arsénico como fósforo, de acuerdo a lo que el medio le ofrezca. Es un paso tremendo para la evolución.


Arsénico Vs. Fósforo


abundancia de fósforo y arsénicoQue la vida pueda surgir o valerse del arsénico es extraño en varios sentidos. En primer lugar, porque este elemento no suele encontrarse en estado sólido (y un ADN líquido resultaría bastante cómico). Además, el arsénico es altamente tóxico; pesa el doble que el fósforo y es mucho menos abundante (hasta donde sabemos). Fuera de eso, ambos elementos son muy parecidos en sus aspectos básicos que le permiten encajar en el diagrama del ADN.

Pero el arsénico es un poco más débil. Al sustituir al fósforo como eslabón de la cadena del ADN, tiende a desintegrarse más fácilmente ante las presiones del medio ambiente. Sin embargo, eso no significa que la "vida de arsénico" sea menos eficiente o más escasa en este universo que tan bien desconocemos.


Vida extraterrestre


La razón por al cual no habíamos visto antes vida como esta es porque la Tierra no le da muchas oportunidades. Pero -y esto es lo más interesante del descubrimiento- innumerables planetas podrían tener condiciones que favorezcan mucho más esa forma de vida que la nuestra.

Sin ir demasiado lejos, Titán, la luna de Saturno, tiene las condiciones necesarias (especialmente la baja temperatura) para que los eslabones de arsénico no se rompan. Pero no nos limitemos a Titán ni al arsénico. Todo eso es lo de menos...

algunas de las cosas que componen el universoLa ciencia ficción ya había pensado que la vida podría suplantar al carbono con silicio, por ejemplo. Ahora sabemos que la vida del mundo real, por sí misma, logró hacer un reemplazo similar. Hablando ligeramente: ya nada es imposible.

Si la vida se las arregló para sustituir al fósforo con arsénico, dando lugar a configuraciones muy diferentes de las conocidas, también podría reemplazar a los otros bloques fundamentales de acuerdo a las exigencias o posibilidades del medio ambiente.

Es decir que no sólo podrían surgir formas de vida completamente diferentes (en este caso, no deja de ser una minúscula bacteria), sino que podrían proliferar en planetas muy distintos, donde la vida "normal" no fuera capaz de sostenerse. A su vez, transformarían su entorno de maneras impredecibles, tanto o más como lo hizo la vida en este planeta.

No olvidemos que la vida somete al planeta a un ajuste permanente. Sin ella, la Tierra perdería su equilibrio, así como nosotros sin la Tierra. No habría bosques, el suelo y la atmósfera serían completamente distintos... La Tierra sin vida no se distinguiría mucho de Marte.

Imaginemos, entonces, cómo una forma de vida que usa otros elementos químicos podría afectar a un planeta cualquiera. Y cuando digo "cualquiera" incluyo a la Tierra, porque lo fundamental de este descubrimiento es que otras formas de vida quizá aún más radicalmente distintas, también pueden haber evolucionado en este planeta.

Lo importante es que ahora la ciencia sabe sin dudas que la vida es algo mucho menos exigente de lo que se pensaba, y eso que ya se consideraba que el universo exige la existencia de la vida...