Cibermitanios

Mitos sobre la Astronomía

Equivocaciones, malentendidos frecuentes o simples mentiras relacionadas con la Astronomía.
Si todo el mundo te dice que el agua es incolora, ¿por qué no vas a creerlo? Pero la verdad es que el agua es azul. Esta y otras "verdades populares" vamos a repasar en esta mini-serie sobre equivocaciones, malentendidos frecuentes o simples mentiras. Comenzaremos por las falacias relacionadas con la Astronomía, por si algún día nos toca charlar con E.T. (o con un astrónomo... también es posible).


La Muralla China vista desde la Luna

muralla china
Se dice que la Muralla china es la única construcción humana que puede verse desde la Luna, pero no es así. Apenas saliendo de la atmósfera terrestre (a 185km de altura), pueden verse multitud de construcciones, incluyendo autopistas, edificios, barcos, etc., pero desde la Luna es imposible ver la Gran muralla, que tan sólo tiene 3 metros de espesor, es casi del mismo color que el suelo y está a 384.393km de la Luna, por lo que se necesitaría una telescopio que aumente 17.000 veces y una visión humana perfecta.


El lado oscuro de la Luna

luna
No hay un "lado oscuro de la Luna", hablando de iluminación. Cada parte del satélite recibe luz solar casi la mitad del tiempo. Sí hay un "lado lejano de la Luna", aquél que nunca es visible desde la Tierra, pero es prácticamente igual al otro. Esta cara oculta, sin embargo, tiene dos diferencias fundamentales: primero, posee más cráteres, debido a que la Tierra no la protege de los meteoritos, y, segundo, todos sus accidentes geográficos tienen nombres rusos, gracias a la sonda soviética Luna 3, que la observó por primera vez en 1959.


La temperatura de los meteoritos

meteorito
Cuando un meteorito cae a la Tierra, no está al rojo vivo, como se cree; de hecho, muchos llegan al suelo completamente congelados. Esto es porque en el espacio hay -273ºC de temperatura, más o menos (no, menos no). La fricción contra la atmósfera terrestre calienta y disuelve las capas exteriores del meteoro, pero no llega a calentar el centro debido a que la roca no es buena conductora del calor, y a medida que se acerca al piso, la atmósfera se hace más densa y lo frena lo suficiente como para vuelva a enfriar su superficie.


La estrella más brillante del cielo nocturno

estrella polar
La Estrella Polar no es la más brillante del cielo, como se cita siempre en las películas cursis. El importante honor corresponde a Sirius, que brilla casi el doble, pero que no tiene la gracia de estar tan cerca del Polo Norte Celestial. Y aunque lo fuera, otro hecho importante se ignora: la Estrella Polar no es una estrella, son varias que se van turnando para ocupar el privilegiado lugar. Hoy le toca a Polaris, que comenzará a alejarse del polo en el año 2100 y no volverá al puesto hasta 25.000 años después.


La causa de las estaciones del año

las estaciones
Las 4 estaciones no son causadas por la proximidad de la Tierra con el Sol (las de Vivaldi, tal vez). En realidad son producto de la inclinación de nuestro planeta: al contrario de lo que dice el mito, durante el verano la Tierra se encuentra en el punto más alejado del Sol, pero el hemisferio en el que vivimos apunta hacia él, por lo que recibe más luz y calor; en invierno, le da la espalda. Por eso los trópicos no tienen tanta diferencia entre estaciones, porque siempre miran más o menos hacia el mismo lado.


Las fases de la Luna y la sombra de la Tierra

fases de la luna
Algunos creen que las fases de la Luna están causadas por la sombra de la Tierra sobre ella. Las fases se deben, en realidad, a que vemos la parte iluminada por el Sol desde diferentes ángulos, de acuerdo al punto de su órbita terrestre en que se encuentre. El único momento en que la Tierra proyecta su sombra contra el satélite es durante los eclipses lunares. La órbita de la Luna está inclinada tan sólo 5º, lo suficiente como para evitar tener un eclipse de Luna y uno de Sol todos los meses.