Cibermitanios

Las estaciones del año (¿por qué hay cuatro?)

Australia podría llegar a ser el primer país en tener seis estaciones del año, en lugar de cuatro. Y la idea tiene todo el sentido del mundo.
Hoy me enteré de que Australia podría llegar a ser el primer país en tener seis estaciones, en lugar de cuatro. Esta posibilidad fue sugerida por el respetado científico Tim Entwistle, jefe del Jardín Botánico Real, quien asegura que tan sólo cuatro estaciones no son suficientes para reflejar los cambios climáticos de la región. Los gritos de "cállate, estúpido" no se hicieron esperar. Pero démosle una oportunidad...

Australia quiere 6 estaciones al año



Arbitrariedad: f. Acto contrario a la razón, a las leyes o a la justicia.


AustraliaDice este científico australiano que el sistema estacional que usamos es un acto arbitrario y de poca utilidad para su país. Argumenta a su favor recordando que algunos aborígenes australianos tienen entre 6 y 8 estaciones anuales, lo cual les permite anticipar el clima y llevar a mejor cabo sus actividades de cacería y agricultura.

Por otro lado -aunque sospecho que sólo para crear un poco de controversia-, Entwistle alega que el sistema cuadriestacional es una herencia imperialista, impuesta por Inglaterra durante la colonización.

Puede que en esta ocasión Australia no se salga con la suya, pero me gustó la noticia porque no cualquiera se replantea algo tan elemental y cotidiano.

Hay varios puntos para objetarle al científico australiano, y de eso ya se encargó sin piedad la prensa y los sabelotodos que abundan en Internet (y también lo haría Vivaldi, si estuviese vivo). Pero toda esta gente en realidad no se tomó ni 10 segundos para pensar lo que dice...

Y es que Entwistle no podría tener más razón: no hay necesidad de que haya cuatro estaciones, así que haré de abogado del diablo, para variar.


¿Por qué tenemos 4 estaciones?


Las 4 estaciones del Hemisferio Sur

Nuestras cuatro estaciones responden a eventos astronómicos, como se muestra en el gráfico superior (corresponde al hemisferio sur). Esta es la explicación:

  • en el solsticio de verano (21 de Diciembre) comienza el verano porque la luz del Sol da justo sobre el Trópico de Capricornio, que es el centro del hemisferio sur;
  • el 21 de junio comienza el invierno porque es el punto en que más lejos pega el Sol, en el centro del otro hemisferio, el Trópico de Cáncer.
  • las otras dos estaciones comienzan cuando el Sol enfrenta directamente al Ecuador: el otoño cuando el Sol comienza su marcha por el hemisferio opuesto y la primavera cuando vuelve al sur.

Pero no hay una razón para basar las estaciones exclusivamente en estos acontecimientos solares. Después de todo, utilizamos la posición de la Tierra con respecto al Sol sólo para hablar indirectamente de las diferentes temperaturas que en ella hay a cada instante.

De hecho, en las ciudades cercanas al ecuador hay sólo dos estaciones, independientemente de lo que diga el calendario... Porque, sencillamente, allí siempre hace el mismo calor; lo que varía es la lluvia.


Otros pensamientos, otras posibilidades


Es el clima lo que influye en los ciclos de la flora y la fauna, y dado que el clima depende no sólo del Sol, si no de múltiples factores y chimeneas, sería mucho más preciso un sistema estacional basado en la temperatura, siempre y cuando fuera predecible.

Otra alternativa sería directamente observar la migración de los animales, especialmente de las aves, que si bien a grandes rasgos corresponden con los solsticios y equinoccios, cada vez se desfasan más por el calentamiento global, la destrucción de sus hábitat y el desplazamiento de los campos magnéticos terrestres.

no es tan asíPero lo fundamental a tener en cuenta es que invierno, verano, otoño y primavera no son más que cuatro nombres distintos para una misma unidad de medida arbitraria: un cuarto de año, así como la hora es 1/24 del día, así porque a alguien se le antojó.

Todas nuestras unidades de medida son arbitrarias. El metro, por ejemplo, está definido nada más que por la distancia que recorre la luz en 3,34ns; el litro es sólo el espacio que ocupa un kilogramo de agua, siendo el kilo a su vez lo que pesa una barrita de metal que hay en Francia... El verano, del mismo modo arbitrario, es simplemente el momento entre un solsticio y un equinoccio, es decir, el 1/4 más caluroso del año (en teoría).

Nadie dice que haya que reformular cuánto dura o dónde está el verano, pero tampoco hay necesidad de usar esa unidad de medida sí o sí, y creo esto es lo que no entiende la fuerte crítica a la que se enfrentó Entwistle.

¡Este científico tiene razón! En Australia, las estaciones actuales son unidades de medida que no pueden medir bien los cambios del ecosistema. Sería como si de repente los taxis cobraran por año luz en lugar de por metro (lo cual en Argentina vienen haciendo desde hace tiempo).

En fin... el cambio que propone no es un simple capricho, no es rebeldía, se trata de mejorar algo arcaico y poco práctico. Seguramente nadie le preste demasiada atención a este científico que no sólo abrió los ojos si no también la boca, pero al menos habrá un precedente para un nuevo pensamiento, uno que se cuestione la utilidad de las ideas heredadas y se atreva a contradecir miles de años de tradición arbitraria.