Cibermitanios

Serendipia, Internet y el fenómeno Baader-Meinhof

El fenómeno Baader-Meinhof ocurre cuando una persona, luego de haber aprendido una palabra extraña o un hecho inverosímil, se topa nuevamente con eso muy poco tiempo después.
El fenómeno Baader-Meinhof ocurre cuando una persona, luego de haber aprendido una palabra extraña o un hecho inverosímil, se topa nuevamente con eso muy poco tiempo después. Los usuarios de Internet, y especialmente los bloggers, habrán notado este efecto frecuentemente mientras navegan. Pero, me pregunto, ¿por qué? Quizá por una falta total de serendipia...


El fenómeno Baader-Meinhof



El fenómeno Baader-MeinhofEl 90% de las veces descarto un artículo que estaba comenzando a escribir porque, investigando, veo que en la última semana ya todo el mundo escribió sobre eso. Peor aún: todos escribieron lo mismo. Para mí, el tema ya está quemado, no vale la pena hablar de eso, a menos que pueda aportar algo realmente nuevo o darle un enfoque novedoso, lo cual no siempre es fácil.

No pasa un día sin que vea cómo la comunidad bloguera repite hasta el cansancio un tópico del que leí o escribí hace un año. Durante una semana, toda la red hablará de eso; estará en Digg, en Menéame, en Del.icio.us, en YouTube... Siempre igual, sin cambios, sin información agregada, como en un eterno deja-vu que me deja cada vez más vacío.

Esto ocurre en la web, pero ocurre también en la vida cotidiana. Comencé a escribir estas líneas luego de haber publicado una nota audiovisual sobre cómo imitamos lo que vemos, que ilustra a la perfección el comportamiento de los bloggers. Para vencer al efecto Baader-Meinhof, podemos aprovechar el concepto de Serendipia...


Serendipia



«¿Ha visto este gato?<br/>¡Porque es <u>asombroso</u>!»En oposición al efecto Baader-Meinhof, existe lo que en inglés se llama Serendipity, que se define más o menos así:

Serendipia es el efecto por el cual accidentalmente uno descubre algo maravilloso mientras buscaba algo completamente distinto.

Pensar en Cristóbal Colón en este momento no viene mal, pero pensemos en los blogs. Dentro de los múltiples subtítulos de Cibermitanios, mi favorito es Lo que no estabas buscando. La razón es evidente: una cosa es buscar y otra es encontrar.

Muchos grandes descubrimientos científicos se le deben exclusivamente a la serendipia. Pero "la oportunidad sólo favorece a una mente preparada", dijo Pasteur. Y me parece que la gran mayoría de los bloggers tiene un problema para encontrar. Ni siquiera hablo de generar algo nuevo, simplemente de encontrar. Puede ser una imagen interesante para ilustrar una entrada, una versión alternativa de un video, una definición que no sea de Wikipedia... Parece que todos van en el mismo ascensor mirando contra la pared, pero, ¿por qué?

Quizá lo explique el efecto Zeigarnik...


El efecto Zeigarnik



AliciaHay otro fenómeno llamado "el efecto Zeigarnik", que es un concepto de la Psicología de la Gestalt y dice más o menos así:

El efecto Zeigarnik es el estado de tensión mental causado por las tareas inconclusas.

Siento este efecto cada vez que navego entre los blogs de la red. Nunca termino de encontrar lo que se supone que debo encontrar, todos los enlaces apuntan al mismo sitio (que generalmente no contiene respuestas contundentes, no le pone fin a nada).

Pero luchar contra esto produce el mismo efecto: tengo cientos de borradores que algún día necesito terminar. De esos borradores sale la mayoría de mis publicaciones, pero Cibermitanios termina siendo un iceberg donde la mayor parte es invisible. Y la urgencia por terminar esas tareas inconclusas a veces sucumbe a la urgencia de esquivarlas, y termino haciendo otro borrador de alguna otra cosa que se suma a la lista de inéditos.

Creo que es eso lo que evita la mayoría de los hacedores de Internet. Evitan el estrés, la complicación, el riesgo, y con ello pierden la capacidad de apasionarse por algo, la originalidad y cualquier potencial que puedan tener (inclusive el de simplemente ganar dinero), y terminan generando contenidos completamente vacíos que hacen de Internet un pantano del que cada vez es más difícil salir. Arruinan Internet.

Pero, ¿tanto cuesta intentar hacer las cosas bien? Yo prefiero que Cibermitanios sea un iceberg en medio del océano, y no parte de la blancura interminable de las grandes masas de hielo polar.


En resumen, tomarse un tiempo para:


  • Evitar alimentar el fenómeno Baader-Meinhof;
  • Intentar encontrar las consecuencias de la Serendipia;
  • Aprender a convivir con el efecto Zeigarnik;
son las cosas que podemos hacer para ser originales, lo cual se aplica tanto a Internet como a la vida misma. A muchos bloggers no les importará ser uno más del montón, pero a aquellos que quieran mejorar, les deseo mucha serendipidad, porque quisiera ver una Internet que me asombre a cada click. Gracias, vuelva prontos.