Cibermitanios

Inventos y descubrimientos científicos de 2013 (5)

¿Te das cuenta de que, si no fuera por la ciencia, el futuro sería completa y absolutamente incierto? Gracias a ella al menos podemos imaginar como seguras algunas cosas...
¿Te das cuenta de que, si no fuera por la ciencia, el futuro sería completa y absolutamente incierto? Gracias a ella al menos podemos imaginar como seguras algunas cosas, como que tarde o temprano habrá autos eléctricos, y que cuyos indicadores de carga probablemente serán tan inútiles como los de los celulares (aún así, antes que lo actual, prefiero eso con toda mi alma y otras partes inexistentes de mi ser).


El LHC recreó gotas del Big Bang


No son gotas de agua (son 100.000 veces menores que un átomo de hidrógeno), sino de partículas subatómicas. Se habla de "gotas" porque se comportan como un líquido, aunque en realidad es QGP, el estado de la materia que predominó en los primeros 25 µs del universo: un líquido subatómico tan denso y caliente como un conejo con abstinencia. Estudiar estas gotas es fundamental para comprender cómo a partir del Big Bang se formó Cibermitanios.


Crean una tela que absorbe y elimina transpiración


Combinando material impermeable e hilos que atraen agua, inventaron una tela que toma gotas por un lado y las expulsa por el otro. Una prenda hecha de este material sería mejor que un pañal de cuerpo entero: estaría siempre seca y permitiría transpirar sin adherirse al cuerpo, dejando resbalar el líquido por la superficie externa. En un caluroso día del futuro, la gente podrá andar con gruesos abrigos y simplemente dejar un rastro de sudor, como si fueran babosas.


Descubren el mecanismo de la picazón


Si ya es difícil rascarse donde realmente pica, esto lo complica: descubrieron que la comezón nace de una molécula que libera la médula espinal y envía la señal al cerebro. En los experimentos, los animales dejaron de rascarse ante los más atroces estímulos si se les quitaba este péptido. El descubrimiento, indiscutiblemente, sugiere un futuro donde los perros no parezcan lámparas ni haya que preocuparse por oscuros pasados al darle la mano a un desconocido.


Encuentran una vía de comunicación inexplicable entre plantas de diferentes especies


Ciertas plantas crecen más y mejor si están junto a otras. Una de estas asociaciones es la de los pimientos y la albahaca. Y un experimento en el que se las plantó juntas pero completamente aisladas, imposibilitando el contacto físico, las señales químicas y otros canales conocidos, demostró que las plantas se siguen comunicando con sus vecinas, probablemente (descartado todo lo demás y como se ha teorizado anteriormente), mediante infrasonidos.


El ambiente moldea el cerebro y la personalidad


40 ratones genéticamente idénticos, a pesar de comenzar con cerebros exactamente iguales y en un mismo ambiente, mostraron a los científicos el desarrollo de 40 personalidades distintas, productos de pasar –por puro azar– más tiempo cerca de unos estímulos que de otros. Además, en menos de tres meses también sus cerebros se diferenciaron físicamente. O sea: si yo tuviera 39 clones, tendría más posibilidades de estar viendo desnuda a Angelina Jolie.


La comicidad y las cosquillas despiertan distintas partes del cerebro


La risa cómica y la que provocan las cosquillas pasan por diferentes partes del cerebro. Por lo tanto, no es cierto que las cosquillas sean chistes que se cuentan las células –hipótesis que acabo de inventar para poder desmentirla y hacer que el descubrimiento parezca importante–. La risa del humor –dice además el estudio– contiene mucha más información útil (social) que la de origen físico, como cualquiera puede comprobar si un mono se le ríe en la cara.


Fotografían reacción química a nivel molecular


Ver cosas en cámara lenta suele resultar fascinante, quizá por la ilusión de que el tiempo se detiene: es para la consciencia como una breve parada en plena ruta hacia la muerte para hacer pis. El asombro de los químicos no fue menor al capturar esta película de sólo tres cuadros que muestra cómo se enlazan los átomos para formar una nueva molécula. Eso, que puede parecer insignificante, está pasando miles de veces en cada célula de tu cerebro.


Descubren por qué olvidamos nuestros primeros años de vida


La razón por la cual no recordamos salir de nuestra madre podría ser que simplemente no nacimos: somos robots. Pero no –dice un estudio–, la verdadera causa es la creación masiva de neuronas: los ratones mostraron que, siendo adultos, la neurogénesis hace olvidar, mientras que en la juventud la falta de ésta evita el olvido (a costa de perder capacidad para aprender nuevas cosas). Es decir que las primeras neuronas son como los dientes de leche.


Fotografían órbitas electrónicas con un microscopio cuántico


Lograron tomar una imagen de las órbitas de un átomo de hidrógeno haciendo saltar sus electrones mediante pulsos láser; jugando así, de manera similar al experimento de la rendija, la probable posición de cada electrón reveló un patrón sobre una placa 2D, dibujando las órbitas que hasta entonces sólo podían calcularse matemáticamente. Todo parece indicar que la ciencia funciona, o al menos que no me enviará al infierno si vuelvo a pensar en la esposa de Brad.


500 científicos advierten sobre graves problemas de escasez de agua


En una o dos generaciones, la Humanidad tendrá graves problemas para conseguir agua potable a menos que se sigan hoy pautas muy estrictas, y este problema –dicen los 500– está siendo creado por nosotros mismos (un Dr. House cósmico diría que es autoinmune). Por otra parte, 96,4% de las investigaciones relacionadas concluyen que hay un cambio climático –incluyendo calentamiento global– antropogénico y evitable* (*oferta por tiempo limitado).


La antimateria parece obedecer a la gravedad


CERN experimentó con átomos de antihidrógeno para ver si caían igual que los de hidrógeno, ya que aún no es clara la relación de la antimateria con la gravedad. El resultado fue más o menos positivo: la antimateria cae hacia abajo, al menos en este paso, que es el primero de una larga investigación que aún puede tropezar con algo inesperado. Por lo pronto, suspenderé mi investigación sobre globos de antiplomo para salir proyectado hacia el espacio.


El núcleo terrestre tiene una velocidad fluctuante


El corazón de la Tierra es una bola de hierro mayor que Marte y más caliente que la superficie del Sol. Su parte externa es líquida, por lo que gira más rápido que el resto del planeta, haciendo una vuelta extra cada unos 400 años. Y ahora se descubrió que su velocidad oscila alcanzando picos –groso modo– cada dos décadas. Sobre el núcleo hay una fina capa de polvo y humedad en la que proliferan diminutas criaturas que están leyendo esto.

Más inventos y descubrimientos científicos