Cibermitanios

El (sin)sentido de la vida

El sentido de la vida es darle a la vida sentido, pero también quitárselo a aquello que no significa absolutamente nada.
Hoy estoy aburrido y voy a revelarte el sentido de la vida. Pero antes tenemos que ponernos de acuerdo acerca de qué es sentido. Para ello, es necesario que entiendas que este es un post interactivo, lo cual significa que tendrás que hacer lo que yo te diga. Antes que nada, quiero que escuches atentamente la siguiente canción, preferentemente con los ojos cerrados (juro que no habrá daños colaterales).



¡Muy bien! (asumo exageradamente que lo escuchaste.) Aquellos lectores que no sepan inglés están disculpados, pero los que saben y lograron entender la letra son unos verdaderos tarados, porque la canción no dice nada coherente ni en inglés ni en ningún otro idioma. Es un experimento artístico del italiano Adriano Celentano, lleno de garabatos sonoros diseñados para que parezcan inglés, pero que no tienen sentido siquiera para un angloparlante nativo. Por supuesto, tal como hacen muchos al cantar una canción extranjera sin conocer bien el idioma, es posible insertarle un sentido, acomodar los sonidos a las expectativas, pero no extraer un sentido implícito, real o al menos externo. La prueba es la letra misma de la canción, tal como fue escrita, sin saber inglés y para ser pronunciada literalmente en italiano:

Prisencoli nensinalciusol in de col men selvuan prisencoli nensinalciusol ol rait uis de seim cius nau op de seim ol ualt men in de colobos dai tr ciak is e maind beghin de col bebi stei ye push yo oh uis de seim cius nau op de seim ol ualt men in de colobos dai not is de seim laikiu de promisdin iu nau in trabol lovgial ciu gen in do camo not clus no bal for lov so op giast cam lau ue cam lov ai oping to stein laik cius go mo men iu bicos tue mer cold dobrei gorls oh sandei ai ai smai sesler eni els so co uil piso ai in de col men seivuan prisencoli nensinalciusol ol rait ai ai smals senflecs eni go for dong peso ai prisencoli nensinalciusol ol rait uel ai sint no ai giv de sint laik de cius nobodi gud tim lev feis go uis de seim et seim cius go no ben let de cius end kal for not de gais giast stei ai ai smai senflecs eni go for doing peso ai in de col mein seivuan prisencoli nensinalciusol ol rait lu noi sicodor ah es la bebi la dal big lour ai ai smai senflecs eni go for doing peso ai in de col mein seivuan prisencoli nensinalciusol ol rait iu nei si not sicodor ah es la bebi la dal big lour.

¡Fantástico! Es como un discurso político.

La canción, llamada Prisencolinensinainciusol y escrita en 1972, fue objeto de estudio para muchos que quisieron encontrar una traducción inglesa literal, e incluso fue "traducida" a varios otros idiomas. Pese a no decir nada, llegó a formar parte del quinto disco más vendido en Estados Unidos. O quizá precisamente por no decir nada...

Tal vez el sentido no sea algo tan importante después de todo. Por supuesto, en la música dominan el primer plano el ritmo y las texturas sonoras, pero este fenómeno del éxito del sinsentido desapercibido puede darse en otros ámbitos. Sin ir más lejos, el otro día estuve convencido de haber leído El retrete de Dorian Gray, hasta que noté que algo andaba mal.

Cabe repetir la pregunta que tantas veces le hice a este blog: ¿Cuánto se nos pasa desapercibido? ¿Cuánto sinsentido hay en nuestras vidas, y simplemente creemos que tiene sentido porque parece tener sentido? ¿Tiene sentido el idioma, o es sólo un conjunto de garabatos que aprendimos e interpretamos cada uno a nuestro modo, como podemos? ¿Realmente estás leyendo en el mismo idioma en que estoy escribiendo? Y, ¿cómo saberlo, más allá de que ambos idiomas tengan el mismo nombre, si esto es sólo una pobre traducción del idioma original de los fenómenos indescriptibles que experimenta mi sistema nervioso central? ¿Significan algo concreto palabras como "ser", "deber", "tener", "poder"? ¿Esta pregunta tiene un sentido?

Ya sabemos que toda pregunta conduce a la filosofía, y a ésta no necesariamente como respuesta, sino como última pregunta, y como primera otra vez, porque filosofar es preguntar.

Filosóficamente, debemos distinguir entre sentido y significado. Brevemente: el significado depende de la exclusividad (Cibermitanios es Cibermitanios porque no es Google, ni Wikipedia, ni Facebook, etcétera) y el sentido depende del contexto (surge de las relaciones entre significados). Eso sí: el sentido de la palabra "sentido" y el significado de "significado" tienen otro precio...

Lo importante es que, según las más aceptadas teorías académicas, el lenguaje es tan arbitrario como la letra de Prisencolinensinainciusol. Objetivamente, hay sólo una relación entre sonidos diferentes, relación que debe ser interpretada -como una pintura o como una partitura- para que el sentido surja. Por eso, cada vez que se escribe o se habla, se lee o se escucha, se odia o se ama, se está creando el lenguaje, se está creando el sentido.

Y nuestra visión de la vida está atada al lenguaje y su arbitrariedad y a la interpretación y su creatividad. Por algo la Humanidad se angustia buscando el sentido de la vida, perfectamente en vano, ya que el sentido no está en la calle, sino en el alma. Cierto poeta tuvo razón cuando dijo que el sentido de la vida es darle a la vida sentido. Pero también debió haber dicho que, de vez en cuando, hay que quitarle sentido a las cosas, especialmente a aquellas que nos suenan familiares pero que no significan absolutamente nada [véase: TV].


Sindicato Argentino de Hip Hop, Del barrio.