Cibermitanios

Estereogramas

Una de las ilusiones ópticas más impresionantes que existen: la sensación 3D a partir de una imagen plana.
Un poco más de ocio. En este caso, exploraremos una de las ilusiones ópticas más fuertes que existen: el estereograma, que crea una sensación de tridimensionalidad a partir de una imagen bidimensional, como en el cine 3D pero a simple vista. Advertencia: es posible que después de ver esta colección de estereogramas sientas dolor de cabeza, te quedes bizco por un tiempo y/o te atropelle una moto ligeramente desenfocada.


¿Qué es un estereograma?


Un estereograma es una imagen muy particular que contiene dos capas de información: una de color y forma, como la de cualquier imagen, y otra de profundidad, que está codificada en la primera capa. Esta segunda capa le dice a los ojos a qué distancia enfocar cada punto de la imagen, y puede estar escondida en puntos aleatorios, patrones, contornos o texturas. Cuando se mira una imagen bidimensional, como al leer este texto, ambos ojos enfocan un mismo punto y se desplazan al unísono por la superficie, cruzándose siempre sobre el mismo punto del plano. Para al ver un estereograma, en cambio, los ojos enfocan un punto del espacio que está detrás o delante del plano, cruzándose en ese punto y no sobre el plano. El resultado es que ciertos puntos parecen más cercanos que otros, creando una sensación de tridimensionalidad. Para revelar la ilusión, es necesaria cierta técnica...


¿Cómo ver un estereograma?


Hay muchas técnicas para lograrlo, pero todas tienen el mismo objetivo: no enfocar la vista sobre la superficie de la pantalla. Estas son los modos más comunes de lograrlo:
  • Alejarse. Este es el método más sencillo para los principiantes: poner la cara cerca de la imagen y tratar de ver a través de ella, como si no estuviera ahí (o sea, sin ponerse bizco). Luego, alejarse lentamente hasta que los ojos enfoquen naturalmente la imagen 3D. Se puede practicar con un objeto tridimensional cualquiera para acostumbrar la vista.
  • Ver a través. Una técnica más agresiva que consiste en forzar los ojos a ver "detrás" de la imagen, enfocando hacia el infinito (o desenfocando) sin mover la vista y luego desplazándose suavemente a otros puntos hasta encontrar un patrón que sobresalga para hacer una "sintonía fina". Una distancia de medio metro suele ser ideal.
  • Relajar la vista. Esta es la forma más rápida y efectiva para quien ya tiene cierta experiencia con estereogramas. Simplemente hay que mirar en dirección a la imagen sin enfocar en nada, con la mirada perdida, como soñando despierto. La imagen tridimensional se revelará instantánea y naturalmente.

Estereogramas


Estos son ejemplos de los mejores estereogramas, algunos propios y otros encontrados en la web (click para verlos a pantalla completa):