Cibermitanios

Aforismos piratas

Si el hecho de que A compre una obra y la regale a B, y B la comparta con C es ilegal, entonces cierren las bibliotecas públicas, porque son el delito más grande de la Humanidad.
Hacktivistas.net ha comenzado una campaña para concienciar al internauta sobre qué es y qué no es legal descargar a través de Internet. Dicha campaña se llama Si eres legal, comparte, y lucha contra un despliegue sistemático de mentiras, ignorancia e hipocresía que está inundando toda vía navegable. Y eso me inspiró (o más bién, me obligó) a escribir un par de párrafos al respecto...

Disclaimer: Escribo estas líneas en relación ya no con lo legal, sobre lo cual no me interesa hablar porque no soy abogado, si no en relación a lo justo desde el punto de vista de una mente libre y más o menos pensante. Los términos que utilizo no deben ser tomados por sus equivalentes legales, representan una opinión personal.

Si eres legal
Primero: si el hecho de que A compre una obra legalmente y la regale a B, y B la comparta con C es ilegal, entonces cierren las bibliotecas públicas, porque son el delito más grande de la Humanidad.

Segundo, y para que quede bien claro: los piratas no compartían nada, los piratas robaban, secuestraban, esclavizaban y violaban. La asociación de este término con la actividad de descargar algo a través de Internet es pura maldad y una práctica de terrorismo.

Este terrorismo que se auto-propaga por vías populares es una medida desesperada de las compañías comerciales por justificar su propia deficiencia a la hora de proteger los derechos de los artistas y autores a costa de los cuales ellas mismas se benefician descaradamente.

La verdadera piratería no es informática, es aquella asociada al sistema capitalista que extorsiona a un autor para que le venda sus propios derechos y así poder limitar la distribución de la obra a cambio de bienes materiales y en beneficio propio, atentando contra la libertad de expresión, la cultura, la moral y el conocimiento de la verdad que el Estado debe garantizar sea de acceso público.

Llamar delito a algo que no es delito es delito. Es calumnia, injuria, falacia, hipocresía, conspiración... piratería.

Todo esto no significa que no existan las descargas ilegales, significa que hay que saber distinguir las diferencias entre las unas y las otras. Y esa diferencia es así de sencilla: descargar algo es ilegal sólo si fue robado (o si es copia de algo robado).

Por otro lado, los artistas -y especialmente los músicos- deben saber que obtendrían mucho mayor beneficio económico e incomparable difusión transmitiendo su obra por medios digitales y sin grandes corporaciones de por medio, que son los verdaderos piratas, sanguijuelas que sustraen el jugo económico y cultural de todo lo que cae en sus manos.

El hecho de que los artistas merezcan vivir dignamente de los ingresos generados por medio de sus obras es una razón más que suficiente para alentar las descargas legales y así abolir a los verdaderos piratas monopolistas que saquean, manipulan y destruyen nuestra cultura.

Como usuarios, sólo podemos hacer una cosa para frenar esta ignorancia: no utilizar productos ofrecidos ilegalmente. Esto se aplica especialmente al software y es muy sencillo saber cuándo uno incurre en infracción: si requiere un crack o un número de serie que no hemos pagado, es ilegal que usemos ese programa (aún así, no es ilegal descargarlo).

Legalmente habrá miles de objeciones, tal vez, pero la ley del Hombre no siempre es sinónimo de verdad o de justicia. No hace falta explicarlo. Informarse, pensar y actuar en consonancia con lo que uno cree correcto es la esencia de la libertad, y mientras un concepto equivocado y malintencionado como el de "piratería" sea inculcado sin piedad para generar miedo a costa de los valores y derechos que acabo de mencionar, no podremos ser libres jamás.

+info Quiénes son los piratas - Piratería - Derecho de copia privada