Cibermitanios

Google Chrome, el navegador del futuro

Hoy mismo Google lanzará Google ya lanzó su nuevo navegador web. Pero no es sólo un browser más, podría representar un cambio más que significativo en la manera en que experimentamos Internet. Para entender el por qué de esto, voy a explicar un poco más a fondo cuáles son las principales características de Google Chrome, que no sólo lo hacen mejor, si no también único...

empezar desde ceroGoogle parece basar su nuevo navegador en una presunción muy lógica: cuando comenzó Internet, no existían sitios para ver videos, subir fotografías, jugar juegos online, etc. Los navegadores fueron evolucionando sobre la marcha para cubrir esas necesidades, aunque no fue una verdadera evolución, si no que se fueron agregando parches a una estructura deficiente (en el caso de Internet Explorer, ni siquiera eso: sólo revoque). Durante mucho tiempo, las páginas se hicieron en función de los navegadores... Google planea entonces crear una nueva generación de navegadores, algo completamente nuevo orientado a las necesidades, un navegador hecho en función de los sitios web y desde cero.

Las premisas principales


  1. mejorar la estabilidad para que el navegador sea al menos tan confiable como el Sistema Operativo (Windows, por ejemplo) y así evitar la pérdida de datos cuando el usuario escribe, juega o sube un documento.
  2. maximizar la velocidad, tanto para el inicio del mismo navegador como para la carga de las páginas. Esto se lo propone hacer con un nuevo sistema de interpretación de JavaScript, que es el componente esencial de los sitios dinámicos modernos.
  3. incrementar la seguridad para proteger los datos del usuario y la salud del hardware y software de sistema. Google Chrome incorporará para ello un avanzado sistema anti-malware.
  4. reducir la complejidad del navegador, manteniendo una interfaz de usuario limpia, simple, y eficiente, al estilo Google.
  5. construirlo entre todos haciéndolo de Código Abierto, para que cualquiera pueda proponer ideas y aportar mejoras, construir complementos y otras modificaciones, o, inclusive, generar un navegador completamente nuevo partiendo desde Google Chrome.

Estructura interna


procesos separados
El navegador común es un proceso más de Windows, que controla simultáneamente todos los otros subprocesos que son los sitios visitados. Google Chrome, en cambio, funcionará como un Sistema Operativo: creando procesos separados para cada elemento mostrado, asignándole a cada sitio su propio espacio de memoria, aumentando la velocidad de respuesta y evitando cuelgues innecesarios en el resto de los sitios abiertos en el navegador.

Cuando un sitio está siendo visualizado (tiene "foco"), tiene prioridad de recursos por sobre los otros. Al cerrar una pestaña en Google Chrome, se recuperan todos los recursos utilizados por ella. Adicionalmente, cuando, en la misma pestaña, pasamos de un sitio a otro, todos los procesos del primer sitio son destruidos automáticamente, generando otros nuevos y limpios para el segundo sitio.

Al igual que un Sistema Operativo, Google Chrome tiene su propio Visor de Procesos, lo que permite ver qué sitio está consumiendo tal o cual recurso y anularlo si es necesario. Muy útil, por ejemplo, para sitios que comienzan a reproducir música y jamás encontramos el botón salvador.

Pruebas exhaustivas


popularidadSiendo un producto de Google, es difícil que este navegador no sepa cuáles son los sitios que más utilizan los usuarios y cómo los utilizan. Google Chrome ha sido preparado de antemano para desenvolverse con la mayor eficiencia en los sitios más populares, gracias a la base de datos del buscador. Chrome ha sido probado hasta el cansancio en billones de sitios populares, de manera que es prácticamente a prueba de balas (y seguirá "aprendiendo" de uso que los usuarios hagan de él).

Webkit: el alma de Google Chrome


Google Chrome usa el mismo motor gráfico que Android (un sistema operativo para teléfonos celulares). Webkit es un motor que permite interpretar y dibujar en pantalla muy rápidamente los datos binarios que el navegador lee directamente del sitio. Y es rápido porque es simple.

WebkitWebkit también controla una máquina virtual de JavaScript propia (V8) especialmente diseñada para la navegación web (cosa que hasta ahora nadie había hecho) lo cual significa que el navegador tendrá total independencia para interpretar este tipo de códigos y lo hará con mayor velocidad y precisión, ya que, a diferencia del resto de las máquinas virtuales, los interpreta sólo una vez y los mantiene al alcance para cada nueva petición del sitio visualizado.

Normalmente, JavaScript necesita ser leído íntegramente por el navegador antes de ejecutar cualquier porción del código. V8 permite ir directamente a esa parte y ejecutarla sin tener que rastrear todo el archivo, que a veces puede ser gigante. Este aspecto es importante porque no sólo mejora al navegador, sino que puede, en un futuro, ser aprovechado por los desarrolladores web para crear sitios aún más veloces, dinámicos y potentes (ya que todo lo que incluye Google Chrome es de Código Abierto).

Mejoras estéticas y de usabilidad


ubicación de las pestañasChrome tendrá pestañas, al igual que Firefox e IE7, pero estarán ubicadas arriba de todo y pueden arrastrarse de una ventana a la otra o simplemente "desengancharse" conservando sus propiedades y procesos independientes. Cada pestaña posee su propia barra llamada Omnibox, una barra de navegación que no sólo admite que escribamos la dirección de un sitio si no que también funciona como buscador inteligente, relacionando las palabras escritas con las búsquedas anteriores, marcadores y preferencias personales, permitiendo saltar cíclicamente de un sitio a otro presionando la primera letra de su nombre y la tecla TAB sucesivamente, además de funcionar como un cuadro de búsqueda convencional.

El resto de los elementos visibles del navegador se han reducido al mínimo, incluso siendo posible eliminarlos todos mediante un botón, para que el sitio que estemos viendo ocupe el máximo espacio disponible.

Cada una también tiene una característica independiente llamada Incognito, un modo seguro para navegar con total privacidad, impidiendo cualquier tipo de almacenamiento de información personal, como el historial de navegación y las cookies.

nueva pestañaAl abrir una nueva pestaña, se mostrará una página especial con los últimos nueve sitios visitados y una barra lateral con los marcadores recientes y el historial de navegación, además de la barra de búsqueda superior.

No existen los popups, esas ventanas que saltan de la nada. Google Chrome las detiene todas gracias a su máquina virtual exclusiva y las mantiene dentro de la pastaña, indicando en la barra de estado (abajo) que la página intenta mostrar un pop-up. Inclusive es posible arrastrar esos pop-ups desde la barra de estado hacia una nueva pestaña.

Seguridad


Google posee una base de datos muy precisa sobre cuáles sitios son confiables y cuáles no. Este conocimiento está integrado al navegador al punto de que haría imposible entrar a una web realmente peligrosa. El sistema protege todos los datos del usuario, como las contraseñas o números de tarjeta de crédito, y administra los recursos vulnerables para un óptimo funcionamiento, por ejemplo, no permitiendo que los sitios inicien otros programas sin consentimiento del usuario. Si Google Chrome se topa con un sitio maligno nuevo o desconocido, cierra automáticamente la pestaña y con ella todos los procesos, cookies, y otra información pertinente a sólo esa pestaña.

Niveles de seguridad


Los sitios marcados como "de confianza" por el usuario tendrán total libertad, pero el resto se ejecutará según un novedoso sistema de clasificación. En lugar de 3 niveles de seguridad (alto, medio y bajo), donde lo único que cambiaba era el permiso que tiene el sitio para escribir datos en nuestro disco, pero permitiendo la lectura y ocasionando graves fallas de seguridad, Chrome posee sólo 2 niveles: "Alto" y "Ninguno". En el primero, el sitio no puede leer datos sin consentimiento explícito del usuario, además de no poder escribirlos.

Plugins


separación de plugins del contenido
El nivel "Ninguno" sigue siendo muy seguro, porque Chrome incorpora un sistema absolutamente lógico y nunca antes implementado: jamás dejará que un plugin (Flash, Java, QuickTime, etc.) tenga mayores privilegios que el Sandbox del navegador, el centro de seguridad que sólo el usuario puede modificar. Google Chrome pone a cada plugin en un proceso separado, de manera que no afecte siquiera la performance de la página en la que está presente dicho plugin. Por lo tanto, los plugins podrán tener niveles de seguridad diferentes de los del resto de la página.

Nota: no hay que confundir Plug-ins con Add-ons o Complementos (los que usa Firefox). No está previsto que Google Chrome soporte complementos por ahora; si embargo, en la página de inicio de la versión en inglés aparece un enlace para instalar un administrador de marcadores. Ése enlace lleva a la página de complementos de Firefox, por lo que probablemente en un futuro Chrome admita todos los add-ons de FF.

Entre otras cosas que incorpora Chrome, se cuenta Google Gears, que permite una interacción total entre el software de escritorio y el software web, pero ese es un tema aparte. Otras muchas mejoras, algunas básicas y otras avanzadas, serán incorporadas al navegador de Google. Si tiene la aceptación esperada por parte del público y el apoyo por parte de los desarrolladores, se convertirá en el nuevo estándar que Internet está necesitando para hacerle frente a la evolución de los sitios y de la demanda de los propios usuarios. Un ejemplo de sus muchas funcionalidades:


Actualización: ya se puede descargar Google Chrome aquí

Más información