Cibermitanios

Cómo reconocer chinos, japoneses y coreanos (test de mongoloides)

¿Son todos iguales? Con este test aprenderás a diferenciarlos.
Chinos, coreanos y japoneses, ¿son todos iguales? Obviamente, no, aunque son muy parecidos. No me refiero a que todos los chinos sean iguales, sino a que estas tres clases de asiáticos se parecen mucho porque son parte de una misma familia ancestral, los mongoloides. Demostraré más abajo que incluso para ellos mismos es prácticamente imposible tener certeza de pertenecer al mismo grupo...


Mongoloides


Tanto es así que, desde los primeros intentos por diferenciarlos, se denominó a los miembros de este grupo étnico "mongoloides", es decir, "parecidos a los mongoles". Y es que los mongoles tenían no mejor pero sí mayor fama que el resto de los asiáticos gracias a uno de sus representantes, mi querido Gengis Kan, el conquistador más grande de la historia.

Expansión del Imperio Mongol

Los integrantes de este grupo comparten mucho de su código genético, en particular el que moldea el aspecto físico (y, casi seguro, más de un gen de Gengis Kan). Las diferencias más notorias, en realidad, son culturales y se ven reflejadas principalmente en el comportamiento y detalles como la vestimenta, el arte y, obviamente, el lenguaje.

Pero para la mayoría de nosotros, escuchar chino, japonés o coreano es lo mismo, así que intentaremos un acercamiento distinto. Analizaremos los detalles fenotípicos, es decir, las diferencias que los mismos genes desarrollan según las presiones particulares del medio ambiente.

Antes de continuar, veamos cómo está tu capacidad para distinguir mongoloides con el siguiente test. Deberás elegir una de las tres opciones que aparecen debajo de cada foto. Hay entre ellas chinos, japoneses y coreanos distribuidos aleatoriamente. Buena suerte...


Test de mongoloides: Foto 1/18


La mayoría de la gente acierta menos de la mitad, y cuando digo "gente" incluyo a los chinos, japoneses y coreanos. Tratemos ahora de mejorar tu desempeño con algunos datos útiles...




Diferencias sutiles entre orientales


Hay ciertas pistas abstractas que uno puede tener en cuenta. Por ejemplo:
  • Los chinos tienen cara de kung-fu.
  • Los japoneses tienen cara de animé.
  • Los coreanos tienen cara de enojados.
Pero, en lo particular, es necesario enfocarse en los detalles físicos concretos. De hecho, esta es la razón por la cual los orientales tienen la mirada rasgada: siempre van atentos, enfocando los rostros ajenos, sospechando de la nacionalidad de sus congéneres...


Japoneses


  • Sus rostros son más angostos.
  • Los ojos de los japoneses son los más grandes, como los de sus dibujos animados.
  • La boca es más ancha, pero sus labios son más finos.
  • Son más pequeños.
  • La nariz es un poco más puntiaguda.
  • Hay un poco más de distancia entre las pestañas y las cejas.
  • Tienen los párpados más planos.
  • La dentadura posee caninos más prominentes, especialmente en los varones.

Hasta hace poco se podía distinguir a los japoneses porque siempre llevaban colgada una cámara fotográfica. Hoy, en la era de los smartphones, son indistinguibles de los idiotas.

Los japoneses son más fáciles de identificar si se encuentran en grupo, ya que suelen adoptar la siguiente formación: la mujer en el centro, con uniforme de colegiala, y los hombres al rededor, masturbándose. Esta modalidad social obedece a la imposibilidad de realizar el acto de manera tradicional, probablemente, debido a la mala combinación de penes cortos y vaginas peludas (que las japonesas están obligadas a lucir para no ser confundidas con menores de edad y que no pensemos que son depravados).

Otras veces puede identificarse a los japoneses por el leve resplandor que rodea sus cuerpos, especialmente si provienen de ciudades cuyos nombres comienzan con "Hiro" o terminan con "saki".

Advertencia: Los japoneses que se acercan a toda velocidad y parecen tener alas se denominan kamikaze y deben ser evitados a toda costa.

Japoneses famosos:
  • Yoko Ono
  • Godzilla


Chinos

  • Tienen rostros redondeados.
  • Poseen ojos pequeños cuyos extremos apuntan ligeramente más hacia arriba.
  • Lo anterior queda sin efecto si el chino está al revés.
  • Sus labios son un poco más grandes que los del resto, especialmente el inferior.
  • La nariz es más plana y bastante más ancha.
  • Sus dientes centrales (incisivos) son más anchos, como los de los conejos.

También como los conejos se reproducen tanto que algunos aseguran que pronto habrá más chinos que humanos.

Ocasionalmente se puede distinguir a un chino por su esclavo tibetano o por estar acompañado de un dragón, que es un invento chino originado en la necesidad de tener un disfraz donde esconder el excedente de chinos durante los censos.

Se puede saber que se está frente a un chino por su carencia absoluta de opiniones políticas, ya que en China está estrictamente prohibido hablar mal del gobierno. Hablar bien, por otro lado, es imposible cuando el gobierno impide hablar mal y censura la mitad de Internet. Por supuesto, a los chinos no les preocupa porque nadie puede saber si algo está censurado, por las razones que expuse en el párrafo anterior al explicar el sentido de la vida, la ubicación del tesoro más grande del mundo y el secreto para tener un pene más largo.

Pero no todo en la cultura china es tan negativo. Su arte, por ejemplo, está tan desarrollado que a la humanidad le faltan milenios de evolución para poseer los órganos adecuados para disfrutarlo. También, desde tiempos inmemoriales, los chinos tienen algo muy parecido a la música, excepto por que se realiza con gatos apareándose sobre una pizarra.

Chinos famosos:
  • Bruce Lee
  • Jackie Chan
  • Ying y Yang


Coreanos

  • Sus párpados superiores forman un pliegue bastante notorio sobre el lagrimal.
  • Tienen rostros más anchos y cuadrados, especialmente en la parte inferior.
  • Tienen bocas ligeramente más pequeñas que los demás.
  • Sus narices son más pequeñas y puntiagudas.
  • Sus dentaduras son más parejas que las del resto.
  • Son los más fáciles de diferenciar porque no suelen mezclarse con otras etnias; su sangre es más pura.

Sin embargo, no les gusta que les anden sacando muestras de sangre y es más recomendable preguntarles de dónde son.

Lo más importante es que bajo ninguna circunstancia confundas a los coreanos del Norte (vietnamitas) con los del Sur porque, sin importar su latitud, los coreanos son los más locos de los mongoloides y se suelen ofender y tomar represalias que pueden ir desde matarte hasta hacerte escuchar reguetón.

De hecho, si se tiene la desgracia de conocer a un mongoloide moribundo, puede reconocerse su origen exacto a través de su agonía: mientras que los japoneses se suicidan mediante el seppuku o harakiri (clavando una espada en su vientre), los chinos simplemente se reproducen hasta morir asfixiados. Los coreanos, en cambio, sólo suicidan a otras personas, generalmente surgiendo desde el suelo como Zergs o gusanos de arena de Dune.

Los sudcoreanos, por su parte, suelen encontrarse en estado salvaje bebiendo Pepsi, porque el logo de este producto les recuerda a su bandera.

Coreanos famosos:
  • El chino de Lost


Kit de diferenciación mongoloide


Para finalizar con tu entrenamiento, preparé estos identikits donde pueden apreciarse exagerados los rasgos distintivos ya mencionados de cada etnia. Recomiendo imprimirlos y llevarlos siempre en la billetera para casos de emergencia.
JaponesaJaponesaChinaChinaCoreanaCoreana
Ahora que estás entrenado en el arte de reconocer aliens asiáticos, vuelve a tomar el test.