Cibermitanios

Daltónico por un día (test de daltonismo)

Simulador de daltonismo para personas "normales" y test de daltonismo.
Hoy recordé un experimento que había hecho en flash hace mucho tiempo, que me vi forzado a desarrollar para evitar responder a cada rato la misma pregunta por parte de mis amigos: "¿De qué color ves esto?". Soy daltónico, es decir, no distingo los colores de la misma forma en que el 95% de las personas (eso explica el horrible diseño de este blog)...


Lo cierto es que yo podría hacerles la misma pregunta. Los colores en realidad no existen. Pero, en fin, para terminar con ese cuento de nunca acabar, desarrollé esto, y en el proceso descubrí que los daltónicos vemos mucho más que los "normales":



Las últimas dos imágenes fueron creadas por un físico teórico llamado Aaron Clauset. Le escribí un e-mail hace unos años agradeciéndole por simplificarme la vida. Me respondió que, a pesar de que Él se dedicaba a otro tipo de experimentos académicos (de mucha más importancia) éste era el trabajo con el que más se había acercado a la gente; recibió miles de agradecimientos, tanto de gente daltónica como de parientes y amigos de éstos.

Para finalizar, ya que estoy en esto, por si aún quedan dudas, dejo la explicación que siempre les dí a mis amigos: imagina que ves TV en un televisor blanco y negro. Se pueden distinguir perfectamente todos los matices, pero sería imposible memorizar siquiera uno sólo para compararlo con la escena siguiente (eso creo, nunca me lo refutaron). Conmigo pasa algo similar. Veo todos los colores, pero no puedo ponerles un nombre porque las diferencias son demasiado sutiles.

-¡Que triste! -dirás, como la mayoría de mis interlocutores. Bueno, no. Ahora sabes que también veo más. Por ejemplo, soy prácticamente inmune a los objetos camuflados; ver un soldado en la selva es, para mí, como ver un elefante en la calle. Y de cuando en cuando, por alguna extraña razón, miro una fotografía y de repente los colores cobran una nueva dimensión para mí. Sospecho que durante esos instantes no soy daltónico. Durante unos segundos, todos los colores son nuevos para mis ojos.