Cibermitanios

Ciencia sanitaria #1: Lógica y papel higiénico

Un antiguo dilema existencial ha suscitado discusiones en cada nuevo lugar que visito. Esta duda ha estado entre la Humanidad desde que comenzó la civilización. Pero ya no más: encontré una serie de pruebas académicas que respaldan mi teoría y que todo el mundo debería adoptar para mejorar su calidad de vida: esta es la forma correcta de poner el papel higiénico...

formas de poner el rollo de papel higiénico
Es increíble la cantidad de personas que andan por el mundo ignorando este hecho tan sencillo que debería intuirse. Colgar el rollo de papel correctamente requiere cierta habilidad que no todo el mundo posee y determinados conocimientos ancestrales que voy a reproducir a continuación, con dibujitos y todo:


Cuestión de perspectivas


visibilidadObsérvese atentamente a la derecha el gráfico que ha nacido de la más elevada ciencia de los Hombres. Notaremos una sutil pero innegable diferencia que el ojo puede apreciar de la porción de papel listo para ser utilizado en ambos casos. En el caso 1, a pesar de colgar menor cantidad de papel, una mayor cantidad es visible para el ojo. ¿Extraño, no? El Universo está lleno de esos misterios. Pero no es la única razón. Seguidme en este fascinante viaje hacia el conocimiento y presenciaréis aún más asombrosas revelaciones.


La mano es más rápida que la vista


comodidadEl Ser Humano ha evolucionado con unos diminutos apéndices en sus extremidades que poseen propiedades asombrosas. Con un sólo movimiento de estas secreciones de las manos podemos hacer girar el rollo. Sí, girar, el último grito de la moda. Esta alocada acción revelará uno de dos posibles desenlaces, de acuerdo a la orientación del papel, que son los que se ilustran a la izquierda. En el primero, con un movimiento natural, el dedo pulgar queda perfectamente posicionado para tirar de la hoja y completar la operación, mientras que en el segundo, la mano deberá girar con su palma hacia arriba para introducirse por debajo del artefacto, lejos de la seguridad de la vista, para intentar pellizcar repetidamente el papel. No son pocos los riesgos de esta última práctica. Si el papel ha quedado oculto entre el rollo y la pared, podemos vernos envueltos en una situación desesperante.


Estándares


A pesar de que la palabra estándar se puede escribir de muchas maneras, su significado es el mismo. No ocurre lo mismo con el papel higiénico. Su orientación no sólo cambia la forma en que éste interactúa con el usuario, sino que obedece a una razón. He aquí el secreto que las grandes corporaciones nos han estado ocultando. Existen cuatro fuerzas naturales: la gravedad, el electromagnetismo, la fuerza nuclear débil y el movimiento intestinal. Este último es el que puede ser aprovechado, debido a la situación, para generar un espasmo en la mano que arrebate elegantemente una porción del divino elemento en cuestión. eleganciaComo elocuentemente demuestra la imagen de la derecha, en el primer caso, un tirón permite arrancar la hoja sin hacer girar el royo, aprovechando el troquelado, esas pequeñad incisiones que posee el papel y que permiten cortarlo delicadamente en línea recta y que sólo funcionan en una dirección; en el segundo caso, en cambio, la fuerza bruta hará contorsionar, comprimir y desgarrar desagradablemente el papel, desencadenando una reacción que los físicos han temido por décadas, haciendo girar descontroladamente el rollo hasta que acabe en el suelo. Y a menos que estés dispuesto a levantar el pedazo lleno de microbios y utilizarlo como si nada, acabas de destruir una porción del Amazonas.

Como un servicio más a la concientización global, Cibermitanios.com.ar viene con un botón para imprimir esta página y ayudar a esparcir la palabra de la ciencia por todos los sanitarios del mundo. Es tu responsabilidad lo que hagas con esta información impresa; en cualquier caso, la punta debe quedar hacia arriba.

Gráficos originales de CurrentConfig.com