Cibermitanios

ADN: el software musical del futuro

Direct Note Access es un software musical revolucionario. Para hacer una analogía visual, podríamos compararlo a un programa capaz de tomar una película de acción de Hollywood y permitirnos hacer un "remix" de ella, una versión dramática o una animada sin tener que rodar una sola toma. Algo similar logra el increíble nuevo software de Celemony...

Direct Note Access

Para poder transportar un acorde, incidentalmente el software DNA debe cambiarlo de tonalidad mayor a menor, por ejemplo. Para ello hace uso de su preciada innovación: poder ver dentro de las notas que componen un acorde y re-acomodarlas una a una, creando una progresión armónica coherente. Hasta hace poco, ésto sólo era posible en formatos digitales como el MIDI. Con DNA ahora es posible descomponer un acorde en sus distintos tonos y ajustar sus afinaciones individualmente.

Dicho de otra manera: permite grabar un acorde con una guitarra y eliminar una determinada nota del mismo sin alterar las otras cualidades del sonido, todo mediante una interfaz visual muy clara y fácil de usar (ver video más abajo).

Otra funcionalidad avanzada que posee el DNA de Celemony es la capacidad de ajustar automáticamente la duración de una nota cuando es desplazada físicamente dentro de la polifonía (automáticamente representada por el programa como varias pistas individuales).

En definitiva, Direct Note Access permite trabajar con ondas de audio polifónico como si de notas MIDI se tratase. Pero lo que quiero destacar de esta tecnología es que no se trata de un "efecto" de sonido, si no que nos permite editar directamente una grabación sin que se pueda notar una diferencia cualitativa con el original.

Entre los sueños que me despierta este invento revolucionario está tomar una sinfonía en Dm y generar a partir de ella variaciones en cualquier otro tono o escala, ritmos e instrumentos, simplemente eligiéndolo desde un menú, obteniendo un resultado tan natural como si desde un principio la sinfonía se hubiese grabado en tales condiciones. Todo perfectamente posible gracias a DNA.



Al lado de esto, la actual edición de audio parece arcaica.